ANIVERSARIO 85 CLUB ANDINO DE CHILE

Ya son ochenta y cinco años de “historia”, y digo esto exprofeso pues normalmente se alude a los fundadores y con toda razón pues dieron nacimiento a nuestra institución un 8 de abril de 1933, donde todo partió de cero, pero como mencione son 85 años de historia, ósea de aquellos fundadores a nuestro tiempo han pasado varias generaciones de socios y directivos sin cuya participación y compromiso no hubiera llegado su legado a nuestros días. Hombres y mujeres, que hicieron posible que esa idea inicial fuera creciendo y fortaleciéndose en el tiempo y con ello a la familia del Club Andino, en consecuencia corresponde darle las gracias a todos ellos desde los primeros a los últimos, socios y directivos que supieron mantener y proyectar el espíritu del CACH, que no es otra cosa que hacerle honor a nuestro lema, “bajo nuestro techo vive el amor a la montaña”

No quisiera entrar en una lista de nombres propios de grandes Directores, o deportistas destacados en el mundo del Andinismo y sus cumbres o cuantas primeras cumbres se conquistaron o cuantos grandes esquiadores se formaron en nuestras singulares pistas o cuantos trabajadores de la nieve se formaron acá, para luego seguir el invierno en otras latitudes, pues son muchos y muy importantes, pero esta vez quisiera destacar otro aspecto de esta gloriosa historia del CACH.

Más bien pretendo explicarles al sentido del CACH y su misión. Y para ello nada mejor que remitirnos a nuestros fundamentos, aquello que asumimos al integrar el CACh, nuestros propios estatutos”.

“El Club es una institución de carácter deportivo, ajeno a toda cuestión de orden religioso, político o de lucro y sus objetivos son los siguientes;

  • Procurar a sus socios oportunidades de desarrollo personal, convivencia y salud mediante la práctica de los deportes de Montaña en particular y la actividad física en general.
  • Promover la participación de comunidad en las actividades deportivas.
  • Promover el mejoramiento moral e intelectual de sus miembros

Bien habría que  preguntarse cuál es la realidad del deporte de Montaña en Chile, con 4.000 kilómetros de cordillera, tanto el ski como el andinismo comparten una característica, son deportes caros en su equipamiento donde cada especialidad requiere un equipo distinto y en el caso del ski requiere practicarse en un centro de ski, que también son caros. Entonces, con 4.000 kilómetros de montaña ¿tenemos muchos andinistas y esquiadores?, la respuesta no es la que quisiéramos.

Ya dijimos que el CACH, era una institución deportiva ajena entre otras cosas al lucro, y de conformidad a los objetivos particulares de promoción del deporte tanto a sus socios como comunidad. Es que el Club Andino de Chile, colabora con la primera barrera a la práctica del deporte de montaña, el costo de este. Por ello una de las cuestiones más difíciles que enfrentamos particularmente como dueños y administradores del centro de Ski Lagunillas, es la  tarea de buscar el ansiado equilibrio entre los costos y los ingresos que nos permitan fijar el valor más bajo posible a fin de:   Procurar tanto a sus socios como a  la comunidad la práctica de este deporte, que es uno de los objetivos particulares del CACH.

Para que se sepa en la comunidad, debemos aclarar que el Club no recibe subsidio alguno para desarrollar su actividad, debe ser cien por ciento autosustentable, lo que se logra con los ingresos del centro, las cuotas sociales de los socios y la administración ad-honoren de su directorio. Reitero para que se sepa en la comunidad, sin el aporte de los socios que pagan su cuota mucho antes que inicie la temporada, aún sin saber cómo será esta, y sin la administración, ad-honorem de su directorio, gerenciando el centro de ski, este derechamente no sería viable.

Además de lo descrito, el club tiene una larga historia de convenios con instituciones tanto de la comuna que nos alberga, como de otras comunas e  instituciones deportivas y sociales. El Club andino de Chile mediante planes y programas se ocupa de la capacitación de andinistas y esquiadores, a través de las respectivas ramas de ski y de andinismo, ejemplo de ello son los añosos convenios con la agrupación WAC, y otros más recientes como Semilla Cajonina y la Escuela San Alfonso, cuyos alumnos en vez de hacer educación física en el colegio viene a nuestro centro gratuitamente, esto ademas de otras tantas instituciones que año a año nos solicitan desde poder conocer la nieve a poder esquiar.

Bien querida familia del Andino, no quiero extenderme más, solo manifestar que estamos haciendo el esfuerzo por cumplir nuestra misión, prolongando la idea inicial de aquellos soñadores que nos fundaron y hacer honor a quienes la continuaron con tal de proyectarla por largos años más, feliz cumpleaños CLUB ANDINO DE CHILE, “bajo este techo sigue viviendo el amor a La Montaña”.

Agradecemos la asistencia de:

Alejandro Hormazabal Arteaga, concejal

Marco Quintanilla Pizarro, concejal

Eduardo Astorga Flores, concejal

Pamela Mejías Ruiz, Pta. club Francisco Bilbao

Benjamín Bustos González, Pte. Fundación Casa Cultura dedal de Oro

José Miguel Abubsahhabj Sapaj, Patrulla de Lagunillas

Gabriel Contreras  Catalan, Pte. Club Semilla Cajonina

Carlos Paredes Zúñiga, Director Esc. San Alfonso

Socios y (as) del Club Andino de Chile, y todos aquellos que forma parte de la familia del Andino.

Jorge Lepe Tarragó
Presidente
Club Andino de Chile